anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

    JEHOVÁH-YAVÉH: DIOS GRÁCIL

Dios, mi locura es nunca amarte.
Desaprensivo arraso con las calles.
Atila moderno, despiadado humano.
Busco perdón y te he encontrado
Encarnado en María, Jesús mío.
Jamás me plugo Tu mirada inocente
Y ahora con alevosía te ofendo.
No mueves mi pluma ni mi tinta;
Pero en Tu sangre limpias mi pecado.
Sufrimiento atroz el Tuyo, Cristo.
Dios Padre te abandonó por mí
Para reconciliar todo mi ultraje.
Dios Espíritu gimió contigo pleno
A cada paso de mi mayor pecado.
Dios Hijo eres Tú, Jesucristo amántico.
¡Lava mi consciencia!  ¡Misericordia!
Me es difícil amarte por mis pecados.
El prójimo sospecha en mí la afrenta
Y no hay paz en mi corazón hirsuto.
Sé que te apiadarás de mí mañana
Cuando deje de sentir y de pensar
Y sólo confíe en mi creer, mi fe.
La salvación es nácar encaramelado.
Ya no busco mi orgullo: ¡Clemencia pido!
Liberas mi alma en un dos por tres.
Tu gracia liberta y es abundante.
Vida Eterna en Cristo, ¡sólo en Cristo!
¡Gracias, Señor mío, Salvador Jesucristo!

Orlando Alcántara Fernández


subir   poema aleatorio   Orlando Alcántara Fernández   siguiente / next   anterior / previous