anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

    BUSCANDO A AHAB

... ya era tarde y me acababa de levantar, tenía una resaca de muerte y parecía que la cabeza
se me fuera a partir; y aunque apreté los dientes y me la cogí con fuerza para aguantarla y
fijarla  en su sitio, me puse malo, empecé a toser y a toser y así estuve un rato,
hasta que loco y desquiciado, fuera de mí, por el mar revuelto de la  cocina me puse a dar vueltas
y más vueltas como si fuera Moby Dick en busca de Ahab para matarlo;
... de pie, y contraída la frente, temblando y meándome conseguí volcarme en la boca
el puchero de café amargo, y aunque varias veces chasqueé la lengua con asco, aguanté el sabor;
pero enseguida me dio un ataque de náuseas y me llené de hipos y toses,
me estremecí, de arriba abajo, y como una vara verde continué desecho y temblando
seguro, seguro que fue la enfermedad, o la borrachera de anoche, sólo sé que los espasmos cabrones
me arrancaron el vaso de la mano y me lo tiraron, y al chascar me aturdió más y me rajó del todo la cabeza
... creo recordar que, rígido, sudé y sudé, y que luego bajé los párpados y que los mantuve allí,
con cojones, quietos y bien apretados, como piedras aunque en ese momento no sabía
si eran míos o los de un cobarde que los estaba cerrando a toda prisa para huir del fin del mundo;
eso, eso pensé mientras creí que no había remedio y en tres minutos palmaría
... después de todo, encorvado, echando bofes y bilis, amparándome el estómago con las manos,
salí al corredor y entre maldiciones y gritos de la loca de siempre, enloquecido corrí entre vómito
y vómito hasta el servicio; la loca ¡ quién iba ser la loca sino mi única vecina ¡ y es que ésa
ya  no, no aguanta ¿ no acaban de ver...? a esa mujer del diablo poco le importa que me mate un tren
o que me trinque una navaja; mira que cuando la veo le digo: “Cloti estás caput total, tú ni fu ni fa, ya no jalas ni capiscas na de na, no te enteras”; la Cloti vive arriba; es una vieja sorda y estúpida, la misma
que me echa una manta por encima cuando llego tarde y me pongo a roncar como un cerdo
en el rellano de la escalera.

Orión de Panthoseas


subir   poema aleatorio   Libro de Ahab   siguiente / next   anterior / previous