anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

      CONFESIONES DE UN ASESINO A SANGRE FRÍA

Imaginé a Elise recostada en su cómodo sofá, en la posición felina tantas veces practicada, disfrutando la otra vida. Era la última noche en aquella habitación pensé, mientras encendía un cigarrillo y observaba la calle desde la ventana. La vieja Luger empavonada colgaba junto al sobretodo. El sombrero Tricotti de fieltro negro y ala ancha descansaba sobre el sillón. Las luces de neón iban ganando protagonismo en la oscuridad. Yo buscaba asesinar el tiempo, desterrarlo, dejarlo pasar y asestarle una certera bala en la espalda. La sensación de hastío se colaba por debajo de la puerta, desparramándose por todos los rincones. Los días transcurrían todos iguales, sin encontrarle una explicación certera a los almanaques.

Sobre la mesa descansaba el pasaje de ida a otro tiempo y lugar. Traté de recordar pequeñas cosas que acompañaran mis horas muertas: algún rostro guardado en el baúl de la primera juventud, rostros que tal vez nunca volveré a ver. Actualizarlos en la memoria. Pensar como eran en aquella época y agregarles, poco a poco y a pinceladas, arrugas y tristezas. Desengaños y olvidos. No estoy melancólico. Recordar es, en definitiva, un ejercicio mental.

Nelson Díaz


subir   poema aleatorio   Nelson Díaz   siguiente / next   anterior / previous