autor / author   inicio / home    aleatorio / random   volver / back

  ANDAMOS NUESTRO ALIENTO

Llévate ya mi cuerpo
por la playa inmensa de la noche,
empapado de luna
y borracho de brisa.

Que beba de las copas
donde el amor fulgura,
breve como los siglos,
en ateridos diamantes
que se apagan
sin un beso.

Que recorra las calles
de la ciudad tomada
por un vino exultante
de sexo y agonía...
y se adentre por los ojos
y se hospede en las risas
y se hunda en el vello
electrizado
de los que se desnudan
y arden como torres en guerra
sobre la revuelta espuma
a la deriva
de una cama...
o de los que a ciegas
se aniquilan
en la hoguera fugaz
de cualquier rincón
de sórdida negrura...
o de maleza.

Llévate ya mi carne
y repártela entre los labios
de la madre que amamanta
y el amante que se hunde
vertiginosamente
en el bosque enloquecido
del orgasmo.

Mi aliento...
entre el pecho que se afana
por el aire imposible de la vida...
desgarrado por la enfermedad
o la metralla...
y el que estrena su pureza
con una bocanada fácil
de luz matinal
y de esperanza.

Arrebátame las manos, pelos, pies
uñas, boca,
huesos,
sangre y corazón...
y teje con ellos la urdimbre
de peces y animales,
piedras, árboles,
flores y suspiros,
lágrimas nuevas,
viejas,
infinitas...
para colmar de nuevo
eternamente
el mar total
—definitivo
y único...—
de tu Nombre
y de tu Cuerpo.

Miguel Luna


subir   Miguel Luna   poema aleatorio