anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

        HE VENIDO

        31/5/2003

Hoy he venido para esperarte,
para decirte que estoy solo,
tan solo como un desierto en un país deshabitado,
como un río al límite del llanto,
como un templo sin memoria en el tiempo de la muerte...

Hoy he venido
para que veas cómo la luz se pudre en mis entrañas,
en el lugar íntimo de la no memoria.
El tiempo tatuado en la piel de la soledad
es este perfume de rosa marchita,
y el silencio es un vacío
donde mi cuerpo sangra como pájaro herido;
aquí,
en la conciencia del deseo
(voces como sentencias me dictan la muerte).

He venido hasta este lugar insólito
para sentir tu ausencia al borde de la espera.

Vienes hacia mí. Es un sueño.
Te escondes en la luz. Navegas hacia mi ser.
Te acercas.

Vibra el sonido del amor.
Arden las plumas de la luz.
Descienden las pupilas del tacto
hacia ese río de sangre donde muere la memoria.

Te siento junto a mí. Estás aquí,
en la imaginación de este poema:
ojo partido en el reloj de los adioses,
sueño sin tiempo donde el miedo crece,
lágrimas de soledad
que el viento arrastra hacia la muerte.

Y despierto. Vine para decirte
que no es necesario que te encuentre,
que en mi soledad el tiempo pesa
como un diamante
en el fondo de un corazón sumergido,
como una piedra sin amor
sobre el pecho herido de un cuerpo agonizante.

                        *

La realidad es esta tumba,
este labio que desaparece justo antes de besar,
esta sombra donde los recuerdos viven.

Y tu ausencia, silencio helado,
música lejana,
me invade
como una noche de lluvia intensa.

Decir sin duda que entre nosotros hay amor
no es más que un juego de palabras.

Luis Llorente Benito


subir   poema aleatorio   El templo interior (2003)   siguiente / next   anterior / previous