anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

        PENUMBRA

A veces era un tálamo siniestro,
la luna pavorosa, el terraplén
donde las manos nos sudaban de repente
al brincar al otro lado,
el musgo crecido sobre el hormigón de la baranda,
las espinas del limonero en los brazos
o a veces sólo el rostro que hizo el viento
al ondear la hierba en ambos lados del camino.

Él estaba en todas partes, como el polvo.

Las cosas emigraron con el tiempo,
esa herida del tapiz,
una mancha de madera en la pared
y el espejo roto de vergüenza.

Debí entonces aprender que para no perdernos
hay que abrazarnos al cuerpo de los que no están.

Adelaida Caballero


subir   poema aleatorio   Cuando los demonios cantan (2007)   siguiente / next   anterior / previous