anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

          LA PALMA

              Planta graciosa
              De suelto talle,
              Virgen del Valle,
              Palma gentil.
  En ti se mira el sol del mediodía;
Buscando vienen desde el soto ameno
Las palomas tu dulce compañía
              Reposan en tu seno
              Mayo y Abril.

                  Cubre tus ramos
              Fruto de oro,
              Fresco tesoro
              De ámbar y miel.
  Pace a tus pies el tímido cordero
Y el césped tiende su rizada alfombra,
Y en ella salta el manantial ligero;
              Rico bajo tu sombra
              Brota el laurel.

                  Verde corona
              Ciñe tu frente,
              Virgen de Oriente,
              Palma inmortal.
  Suelta y graciosa en el ambiente ondeas.
Es sobre ti la niebla fugitiva
El manto de las vírgenes hebreas;
              En ti circula altiva
              Savia real.

                  Al sol que muere,
              Sobre tus galas
              Tiende sus alas
              Cándida hurí.
  Si al trémulo volar del aura inquieta
Los tiernos ayes de tu amor confías,
Las cuerdas son del arpa del profeta
              Que en blandas melodías
              Gimen en ti.

                  El agua pura
              Que a tu pie anida,
              La alondra herida
              Viene a beber.
  El águila, cortando el vuelo incierto,
Sobre tus ramas dóciles reposa,
Y el árabe, perdido en el desierto,
              Con tu raíz jugosa
              Calma su sed.

                  Hierba suave
              Sobre la arena
              Tu sombra amena
              Hace brotar.
  Tú ves las soledades abrasadas
Que aire de fuego sin cesar fatiga:
Las hijas de Sión desventuradas
              Bajo tu sombra amiga
              Van a llorar.

                  Aquí más pura
              Alzas la frente,
              Virgen de Oriente,
              Palma gentil.
  Que aquí el pichón y la paloma bella
Se enamoran en dulce confianza,
Y alegre aquí la cándida doncella
              Sus sueños de esperanza
              Viene a dormir.

                  Palma graciosa
              De suelto talle,
              Virgen del valle,
              Planta real;
  Ufano de tu dócil gentileza
Prendió en tus ramas el pudor su velo;
Símbolo del amor y la pureza,
              Para adorarte el cielo
              Te hizo inmortal.

autógrafo

José Selgas y Carrasco


subir   poema aleatorio   El estío   siguiente / next   anterior / previous