anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

          LA LUNA

Ven al vergel delicioso
Que ciñe el Dauro tranquilo;
Ven, no tardes, dueño hermoso;
Que Amor nos presta su asilo,
Apartado y silencioso.

Su cáliz abren las flores
Al céfiro que las mece;
Cantan dulces ruiseñores;
Y la Luna se embebece
Escuchando sus amores.

Creyose de amor exenta,
Y al amor mostrose esquiva;
Mas ya su engaño lamenta,
Y en la noche fugitiva
Con ver su amor se contenta.

Duerme entre tanto su dueño,
Y ella al amor le provoca;
Mas por no turbarle el sueño,
Apenas sus labios toca
Y desiste de su empeño....

Despierta, ingrato Pastor,
Y goza tanta ventura;
Mira que vuela el amor,
Que su dicha poco dura,
Menos dura que una flor:

Mas por su dulce embeleso
Bien puedes trocar tu calma;
Que un halago, un solo beso
Da tanto placer al alma,
Que se rinde al blando peso...

Ven, corre, vuela a mis brazos,
No tardes, hermosa Lidia,
Estréchame en dulces lazos;
Y el Zagal nos tendrá envidia
Contando nuestros abrazos:

La misma Luna en el cielo
De amor al vernos se abrasa;
Y con triste desconsuelo
Nos contempla, corre, pasa,
La faz envuelta en su velo.

autógrafo

Francisco Martínez de la Rosa


subir   poema aleatorio   Francisco Martínez de la Rosa   siguiente / next   anterior / previous